Homenaje en Venecia

JANE FONDA
Y ROBERT REDFORD

Jane Fonda y Robert Redford, dos de las personas más respetadas del mundo del cine, han recibido un cálido homenaje en Cannes. Han sido compañeros en cuatro películas: La jauría humana, Descalzos por el parque, El jinete eléctrico y la reciente Nosotros en la noche,a punto de estreno.
Pocas parejas cinematográficas tienen más carisma que la hija de Henry Fonda, inquieta activista política en su juventud, y el galán más deseado, promotor del festival Sundance para dar a conocer nuevos talentos. Una rara avis en el Hollywood mercantil obsesionado por la taquilla.
Hace cincuenta años que rodaron la mítica comedia Descalzos por el parque. Un feliz aniversario que se ha celebrado con otra película que les ha vuelto a reunir como Addie Moore y Louis Waters, una viuda y un viudo que han vivido casi toda la vida uno al lado del otro. La pareja no tiene apenas relación, pero todo cambia cuando Addie trata de conectar con su vecino.
Jane Fonda y Robert Redford han demostrado este viernes en Venecia que son estrellas de otro nivel y conquistaron la Mostra con ironía y buen humor, sobre todo el de la actriz, que aseguró que no podría negar haber «tenido fantasías» con su compañero en cuatro películas. «No lo sabía. ¿Tenías que decirlo aquí en público?«, respondió casi entre dientes Redford, que se mostró mucho más comedido y dejó que toda la atención recayera en una espléndida Fonda, que mostró una tremenda agilidad mental y una gran habilidad para ser la protagonista.
Dos figuras entrañables, carismáticas, con enorme fuerza en sus trabajos interpretativos. Redford brilló además como director, debutando como tal en 1980 con Gente corriente, filme protagonizado por Donald Sutherland y Mary Tyler Moore que obtuvo muy buenas críticas y éxito de taquilla, y que le supuso el Oscar al mejor director. Redford dirigió en 1988 Un lugar llamado Milagro, una película bucólica y de fantasía en la que se refleja su amor por la naturaleza y la vida rústica.
En 1992 dirige El río de la vida, con Brad Pitt y Tom Skerritt, donde trata de la comunicación entre padres e hijos.  En 1994 Quiz Show, que obtuvo buenas críticas, apero con taquilla adversa, y que supuso su segunda nominación a los Óscar como director. Esta cinta fue igualmente nominada al premio como mejor película, pero finalmente resultó derrotada en ambas categorías.En 1998 dirigió El hombre que susurraba a los caballos, basada en la novela de Nicholas Evans, en 2000 La leyenda de Bagger Vance, y en 2012 Pacto de silencio.
Sobresale La conspiración (2010) que tuvo escasa distribución, se estrelló en taquilla pero no carece de cualidades: La película cuenta la historia de Mary Surratt, la única conspiradora femenina acusada por el asesinato de Abraham Lincoln y la primera mujer en ser ejecutada por el gobierno federal de los Estados Unidos.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.