Jerusalén liberada (1958 y 1918)

LAS CRUZADAS
DE TORQUATO TASSO

Jerusalén liberada es la obra más famosa de Torquato Tasso (Sorrento, cerca de Nápoles, 11 de marzo de 1544-Roma, 25 de abril de 1595) . Se trata de un poema épico en octavas reales, estructuradas en 20 cantos, cuyo tema es el asedio de Jerusalén durante la Primera Cruzada. El tema —la defensa de la fe cristiana— está en consonancia con las preocupaciones de la Contrarreforma, y manifiesta el deseo de unión de la Cristiandad ante la amenaza que representa el Imperio otomano.
Las Cruzadas frenaron la expansión musulmana por Oriente, por Occidente fue la denostada Reconquista española, quienes junto a caudillos como Vlad Tepes, impidieron que los musulmanes invadieran Europa y la hicieran desaparecer con su actual identidad.
Si los musulmanes hubieran invadido Europa muchos de nosotros no hubiéramos nacido porque en sus invasiones exterminaban pueblos enteros para sustituirlos por su gente. Pero centrémos aquí en las dos películas inspiradas en la famosa novela de Torquato Tasso. Ambas deprovistas de los elementos mágicos del poema épico que vieron la luz en 1579 en Génova y en 1580 en Venecia.

JERUSALÉN LIBERTADA. Título original: La Gerusalemme liberata. Año: 1918. País: Italia. Director: Enrico Guazzoni. Reparto: Amleto Novelli (Tancredi), Edy Darclea (Armida), Olga Benetti (Clorinda), Elena Sangro (Erminia), Beppo Corradi (Rinaldo), Ljubomir Stanojevic (Aladino), Eduardo Monteneve (Goffredo di Buglione), Rinaldo Rinaldi (Olindo), Aristide Garbini (Argante). Guión: Enrico Guazzoni. Poema: Torquato Tasso. Fotografía: Alfredo Lenci. 55 minutos. Guazzoni Films.
Versión sonorizada en 1934.

Esta película la conozco por una versión reducida de 25 minutos, la cual nos da una pobre visión de sus valores. Enrico Guazzoni. (Roma, Italia, 18 de septiembre de 1876 – ib. 24 de septiembre de 1949). Olga Benetti (– /1949) es Clorinda, la mujer guerrera. El cine moderno y las feministas nada han inventado, en el poema de 1579 ya aparecía esta mujer que iba a la guerra para luchar como un hombre.

Las cruzadas provocaron la muerte en batalla de los señores feudales que fueron a luchar a Tierra Santa y con ella el final del feudalismo, el advenimiento de tiempos modernos y el renacimiento de las grandes ciudades.
La película de Enrico Guazzoni es todo espectáculo, no llega al nivel de Cecil B. DeMille o David Wark Griffith pero sí impresionan los asaltos a los muros otomanos, la valentía y el arrojo de las huestes cristianas.

Al ver sólo media película no la podemos juzgar en su integridad. as secuencias del Diablo y los ángeles las desconocemos. La batalla final es a todas luces impresionante. La reconstrucción histórica es muy detallista. Es un retorno a nuestra vieja memoria.
Las escenas íntimas son inferiores, Guazzoni no tuvo éxito durante el sonoro y su estrella se apagó bruscamente. En 1934 estrenó una versión sonorizada de este film, no la he visto y no puedo opinar. Pero su impronta dejó huella para siempre aunque algunas de sus obras sean actualmente invisibles.

JERUSALÉN LIBERADA. Título original: La Gerusalemme liberata. Año: 1958. País: Italia. Dirección: Carlo Ludovico Bragaglia. Reparto: Francisco Rabal (Tancredi d’Altavilla), Sylva Koscina (Clorinda), Gianna Maria Canale (Armida), Rik Battaglia (Rinaldo d’Este), Philippe Hersent (Goffredo di Buglione), Andrea Aureli (Argante), Alba Arnova (Harem Dancer), Nando Tamberlani (Pietro, eremita), Cesare Fantoni (Aladino), Edoardo Toniolo (Raimondo da Tolosa), Carlo Hintermann (Dilone). Guion: Sandro Continenza. Poema: Torcuato Tasso. Música: Roberto Nicolosi. Fotografía: Rodolfo Lombardi. Duración: 97 minutos. MAX Film.

Esperamos a 1958 para que el poema de Tasso regrese a las  pantallas internacionales. Esta vez a todo color y en scope, formato novedoso en aquella época. Dirige Carlo Ludovico Bragaglia (8 Julio 1894 – 4 Enero 1998), el apolínio galán español Francisco Rabal (Águilas, Región de Murcia, 8 de marzo de 1926 – Burdeos, 29 de agosto de 2001), la bella Sylva Koscina (nacida como Silvija Košćina, Zagreb, Yugoslavia, actual Croacia, 22 de agosto de 1933-Roma, 26 de diciembre de 1994) y la impagable Gianna Maria Canale (Regio de Calabria, Italia, 12 de septiembre de 1927 – Sutri, Italia, 13 de febrero de 2009), esposa de Riccardo Freda.
Koscina actuó en Miguel Strogoff, el correo del zar (1956), Hércules (1958), Hércules y la Reina de Lidia (1959), Agárrame ese vampiro (1959), Judex (1963) de Georges Franju, El día más corto (1963) de Sergio Corbucci, Estambul 65 (1965), entre otras. Mucho cine del que nos gusta. Aquí es Clorinda, la mujer guerrera, un personaje que le va a su justa medida.
Gianna Maria Canale, reina del peplum, Teodora, Emperatriz de Bizancio (1954), reina de amazonas y mujer pirata ideal en múltiples películas. Una mujer indescriptible y única.

Esa pequeña joya del cine épico se acaba de editar en Francia, La muraille de feu, y para muchos es un descubrimiento. Algo tosca de dirección, tiene sus excelentes momentos. Francisco Rabal estaba en su mejor época. ¿Qué podíamos decir de él con tan gloriosa trayectoria? Aquí es Tancredo, el héroe por excelencia de la película de acción y cruzado sin igual.
Pero la verdadera estrella es Sylva Koscina, la bella Clorinda. Sólo por ella merece verse esta épica cinta.

Esta entrada fue publicada en Cine, Cine español. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.