Aventuras en París

EL ARTE DE AMAR (1965)

EL ARTE DE AMAR. Título original: The Art of Love. Año: 1965. País: Estados Unidos. Director: Norman Jewison. Reparto: Dick Van Dyke (Paul Sloane), Elke Sommer (Nikki Dunnay), James Garner (Casey Barnett), Angie Dickinson (Laurie Gibson), Ethel Merman (Madame Coco La Fontaine), Carl Reiner (Rodin), Pierre Olaf (Carnot), Miiko Taka (Chou Chou), Roger C. Carmel (Zorgus), Jay Novello (Janitor), Irving Jacobson (Mr. Fromkis), Naomi Stevens (Mrs. Sarah Fromkis), Renzo Cesana (Pepe de Winter), Leon Belasco (Prince), Louis Mercier (juez), Fifi D’Orsay (Fanny). Guión: Carl Reiner (Historia: Richard Alan Simmons & William Sackheim). Música: Cy Coleman. Fotografía: Russell Metty. Cherokee Productions, Ross Hunter Productions y Universal Pictures. 99 minutos. Comedia rodada en París y en Little Europe, Backlot, Universal Studios – 100 Universal City Plaza, Universal City, California, USA

Después de Mary Poppins, Dick Van Dyke rodó este filme con exteriores en París en donde daba una imagen muy distinta a la habitual en sus trabajos con Walt Disney y empresas similares.
El resultado es una comedia macabra que a ratos tiene un gusto algo dudoso pero en el fondo es una comedia más que divertida. Su director Norman Jewison era desconocido en aquel tiempo pero estaban a punto de llegar sus grandes éxitos comerciales como ¡Que vienen los rusos! o  El  violinista en el tejado.
La berlinesa Elke Sommer era una actriz de moda en aquel tiempo. La baronesa von Schletz fue la primera señora que apareció en bikini en un filme español. Elke fue además de actriz una mujer políglota que dominaba siete idiomas entre ellos el español.
La pareja era perfecta pero la película de Jewison no tuvo demasiado éxito comercial. En realidad ni lo esperaban. El arte de amar tenía pocas pretensiones, divertía. Parecía que los actores desearan cambiar aunque sólo sea por un título.
Toda la comedia está pues basada en el humor negro, en repeler la pena de muerte mostrada de forma absurda y ridícula pero también certera.  Asímismo la frivolidad, la maldad de la falsa amistad. El amigo que encarna James Gardner, el típico parásito caradura que desea ser escritor en inglés pero vive en París con un pintor estadounidense como él y tenemos a Ethel Merman que estaba en la parte final de su carrera.
Dick Van Dyke llena la película abiertamente y es lástima que este título no haya funcionado mejor, le faltaban medios o un Billy Wilder que sabía llegar al fondo del asunto. Jewison era un novato que pronto daría su do de pecho. Ahora se ve algo anticuada pero todavía divierte y tiene su gracia. Una buena comedia que podría haberse hecho mejor. En fín. Al menos te hará reír.

Elke Sommer, Dick Van Dyke y Norman Jewison en una pausa del rodaje

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.