Cine e Historia 3: Faraón

EL IMAGINARIO RAMSÉS XIII

En 1966 se estrenó este insólito film polaco de Jerzy Kawalerowicz (19 de enero de 1922 – 27 de diciembre 2007), un director de prestigio al que debemos títulos como Madre Juana de los Ángeles (Matka Joanna od Aniołów , 1961). Magdalena (Maddalena, 1971),  Muerte de un presidente (Śmierć prezydenta , 1978), El secuestro de Europa (Jeniec Europy, 1989), Los niños de Bronstein (Bronsteins Kinder, 1991) y Quo Vadis (2001).
Insólito porque es extraño que Polonia se embarque en una superproducción de gran envergadura aunque debemos reconocer que las cinematografías del este de Europa son muy poco conocidas.
Años atrás, desde la Segunda Guerra Mundial el continente europeo se dividió en dos, el capitalista y el socialista, dándose la espalda mutuamente y eso es motivo de que al bloque adverso se le conozca muy mal y siempre a base de tópicos carentes de fundamento.
Faraón está dedicado al antiguo Egipto, basada en una novela de Boleslav Prus con un faraón imaginario, Ramses XIII (el último fue el IX) por lo que la parte histórica se ciñe al ambiente, al retrato de una sociedad y no a la narración biográfica de unas ilustres individualidades.
Kawalerowicz huye del cartón piedra de las producciones de Hollywood y Cinecitta, y nos ofrece una visión mucho más realista que fue rodado en el mismo Egipto. Además prescinde de las grandes estrellas y el reparto está compuesto por actores polacos desconocidos en España y, algunos, de nombre complicado de pronunciar en lengua castellana: Jerzy Zelnik, Andrzej Girtler, Krystyna Mikolajewska, Piotr Pawlowski, Leszek Herdegen, Stanislaw Milski.
Egipto se encuentra en una difícil coyuntura. Por una parte, los asirios amenazan con invadir el país y, por otra, el empobrecimiento del pueblo es cada vez mayor.
En realidad estamos viendo una metáfora del mundo actual, con un problema que es eterno. La desigualdad. El pueblo pasa penurias mientras una casta, los sacerdotes, acumulan grandes riquezas embaucando a la población con historias fantásticas.
La trama central está centrada en las intrigas palaciegas y algunos amoríos, sorprendiendo en la época el escaso vestuario del elenco viniendo de una cinematografía con fama de puritana.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *