Cine y propaganda 2: Frente de Madrid

UNA ÉPOCA A OLVIDAR

Frente de Madrid​ (1939), largometraje del director español Edgar Neville Romrée, rodado en Italia en doble versión. Edgar Neville fue llamado por los Hermanos Bassoli de Roma para llevar a la pantalla su novela ambientada durante la Guerra Civil Española y que se había publicado en Italia.
El título de la versión italiana es Carmen fra i Rossi y contaba prácticamente con el mismo equipo, a diferencia del protagonista principal, que en este último caso no era Rafael Rivelles sino Fosco Giachetti.
La versión española del film se encuentra perdida, mientras que la italiana fue recuperada y mostrada en el XX Festival del Cinema Ritrovato de Bolonia, en julio de 2006. (Wikipedia)

Carmen y Javier tenían pensado casarse el 18 de julio de 1936, pero el estallido de la Guerra Civil frustró su enlace. Al no poder volver a la ciudad dominada por el bando republicano, Javier tiene la oportunidad de cruzar el frente para entregar un mensaje a un jefe de la resistencia y además aprovechar para visitar a su novia Carmen, que vive en la calle Serrano bajo la protección del padre de su doncella, un republicano contrario a las purgas. Los dirigentes republicanos saben que un espía ha cruzado las líneas y saben de la existencia de quintacolumnistas.

No hace mucho, por pura casualidad, me encuentro con este film (la versión italiana) en una cadena de televisión produciéndome gran extrañeza. Salía Manolo Morán con la voz doblada, algo que me extrañó. Un militar franquista que se infiltra en el Madrid republicano durante la Guerra Civil.
Salen unos milicianos muy malos que, como eran muy malos van por la calle haciendo aspavientos. Un edificio en donde el vecindario presume de ser fascista (actualmente es un insulto usado demasiado alegremente) hasta la médula y la chica es la actriz y guionista Conchita Montes. Dirige Edgar Neville, el feliz director de La torre de los siete jorobados.

No pude ver la película entera pero lo que vi me dejó algo perplejo. ¡Cómo ha cambiado nuestro país desde entonces! Una película es un fiel reflejo de una época, un documento que nos permite conocer el pasado de forma veraz y gentes con ideologías diferentes a las actuales.
Es interesante conocer nuestra historia para no repetirla sobretodo en momentos actuales en que estamos al borde del precipicio porque no hemos aprendido nada y continuamos siendo gobernados por auténticos idiotas.

Edgar Neville en la foto

Esta entrada fue publicada en Cine español. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *