Frankenstein y el hombre lobo (1943)

EL OCASO DE LOS CLÁSICOS

FRANKENSTEIN Y EL HOMBRE LOBO. Título original: Frankenstein Meets the Wolf Man. Año:1943. País: Estados Unidos. Dirección: Roy William Neill. Reparto: Bela Lugosi (Mónstruo), Lon Chaney Jr (El Hombre Lobo – Lawrence Talbot), Ilona Massey (Baronesa Elsa Frankenstein), Patric Knowles (Dr. Frank Mannering), Lionel Atwill (Alcalde), Maria Ouspenskaya (Maleva), Adia Kuznetzoff (Cantante del Festival), Dennis Hoey (Inspector Owen), Don Barclay (Franzec), Rex Evans (Vazec), Dwight Frye (Rudi), Harry Stubbs (Guno). Guion: Curt Siodmak. Música: Hans J. Salter. Fotografía: George Robinson (B&W). Duración: 74 minutos. Universal Pictures

Machacada en todas las historias de cine porque es un refrito, Frankenstein y el hombre lobo aporta algo queden la actualidad es llamada con el anglicismo, crossover,  pero en español correcto cruce.
Cruce de la serie Frankenstein que inauguró la mítica El doctor Frankenstein  con Boris Karloff y El Hombre lobo con Lon Chaney jr. Pero en 1943, con una horrible guerra mundial, los monstruos clásicos dejaron de asustar porque se vivía un terrible horror con la cruenta contienda y nuestros antihéroes se habían vuelto obsoletos.
La Universal decidió juntar los  monstruos en una misma película, inventando el llamado cruce. La falta de presupuesto puso en marcha una producción sencilla pero simpática, no tan mala como se ha-escrito. Te diviertes y te lo pasas bien. Además recuperas la ambientación impagable de la Universal.
El monstruo de Frankenstein lo interpreta Bela Lugosi en horas bajas. En 1931 había rodado una bobina de prueba dirigido por Robert Florey dela quemada se ha sabido. Insatisfecho con el resultado Lugosi renunció al papel. Pero en 1943 las circunstancias cambiaron y finalmente se puso el maquillaje que había rechazado.

Bela Lugosi fue la primera opción para interpretar la criatura de Frankenstein en la Universal, rodó una bobina dirigida por Robert Florey pero el actor húngaro no se gustó y rechazó el papel que encumbró a Boris Karloff. En 1943 en su declive, del que no hablaremos por decoro, no tuvo otra alternativa que aceptarlo.
De hecho no está mal en su interpretación salvo que el guion, por problemas económicos y circunstanciales, es muy pobre y no le da ninguna oportunidad de mostrar su indudable genio.
Curt Siodmak, el guionista tenía un presupuesto demasiado ajustado. Curt era hermano del director Robert Siodmak, de grata memoria. Era un hombre muy afable que conocí en Sitges 1987, mi último año en ese festival,y era un caballero muy educado y muy simpático.
La película no aburre, tiene su gracia. Muy precipitada pero en la actualidad es entrañable y grata de ver. Con más medios sería genial pero la guerra mundial era entonces prioritaria.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.