Ilustres amazonas

LAS MEJORES GUERRERAS
DEL CINE

Hablábamos de Olga Kurylenko, la miliciana de Encontrarás dragones en la Guerra Civil Española que anteriormente había triunfado como la feroz guerrera pinta de Centurión (2010) de Neil Marshall. Pintarrajeada exhibía un aspecto temible. Una imagen de mujer dura, terrible, y que luchaba contra la invasión romana en Bretaña.
La espigada Keira Knightley fue otra mujer pinta, la futura reina Ginebra, en una insólita versión de El Rey Arturo (2004) de Antoine Fuqua. Historiadores modernos sostienen que las leyendas arturíticas pertenecen al final del Imperio Romano, cuando sus tropas se batían en retirada y regresaban a su Roma natal. Los britanos tuvieron que hacer frente a otra invasión, la de los normandos y los pintos también les hicieron frente como cuenta el presente filme.

En la didáctica serie Bárbaros, el despertar (2016), Kirsty Mitchell  interpreta a la mítica reina Boudica. Boudica fue una reina guerrera de los icenos, que acaudilló a varias tribus britanas, incluyendo a sus vecinos los trinovantes, durante el mayor levantamiento en Britania contra la ocupación romana, entre los años 60 y 61 d. C., durante el reinado del emperador Nerón.
Se trata de una de mis amazonas predilectas, Boudica pide a gritos un largometraje que le haga justicia pero nos tenemos que conformar con un modesto telefilme protagonizado por la excelente Alex Kingston: La reina de la guerra (2003).

Telefilme sencillo, sin pretensiones pero muy grato de ver. Le faltan medios para un producto de mayor calidad que esperemos llegue pronto.
La reina Vikinga (1967) con Carita es un peplum menor de la Hammer. Vagamente inspirada en la reina Boudica. Un film agradable y  simpático sin más de Don Chaffey que en otras ocasiones tuvo mejor suerte.
En 1980 se rodó Los cántabros con Dan Barry y Verónica Miriel sobre las campañas de Agripa contra el pueblo cántabro y su líder Corocotta que también pide a gritos otro largometraje que le haga justicia.

Bajo el signo de Roma (1959) de Guido Brignone con Anita Ekberg. Septimia Bathzabbai Zainib, más conocida como Zenobia (23 de diciembre 245-274), fue la segunda mujer del príncipe Septimio Odenato de Palmira y reina del Imperio de Palmira entre 267 y 272.
La reina Zenobia también empuñó las armas contra Roma y el mundo del cine no lo olvidó aunque su película no tiene demasiada calidad.


Y del Imperio Romano pasamos a China, la famosísima Mulan. Un largometraje de Walt Disney, Mulan  (1998) dirigida por Tony Bancroft y Barry Cook y escrita por Rita Hsiao, Philip LaZebnik, Chris Sanders, Eugenia Bostwick-Singer, y Raymond Singer e inspirada en la historia de Robert D. San Souci. La trama está ambientada en la dinastía Han. Fa Mulan es la hija única del anciano Fa Zhou. Debido a la edad de su padre, decide hacerse pasar por un hombre para luchar contra la invasión de los hunos capitaneados por Shan Yu. En su aventura la acompañan Mushu, un dragón diminuto, un grillo de la suerte, y los guerreros Yao, Ling y Chien-Po.La dinastía Han siguió a la dinastía Qin y precedió al periodo de los Tres Reinos en China desde el 206 a. C. hasta el 220 d. C..
Hua Mulan es la protagonista de una muy conocida leyenda china: fue una mujer que, disfrazada de guerrero, se unió a un ejército exclusivamente masculino en el famoso poema narrativo chino Balada de Mulan. La obra se compuso en el siglo VI, durante la mayor parte del cual gobernó China la dinastía Tang. La colección de cantos a la que pertenecía originalmente se ha perdido, pero se conserva una versión posterior, incluida en una antología de poemas líricos y baladas compilada por Guo Maoqian en el siglo XII.
Durante siglos se ha discutido si Mulan es un personaje histórico o un personaje de ficción. Aún hoy, se desconoce si la balada tiene o no base histórica.
Lady General Hua Mulan (1964) está basada en la Opera China dedicada a este personaje, muy popular tanto en la Vieja China como la comunista. Recordemos El destacamento rojo de mujeres (1960) de Jin Xie ya aludida en un escrito anterior en el que las chicas que acudieron al frente para luchar por sus ideas cantaban loanzas a la gran Hua Mulan a la que deseaban emular.

Mi película preferida de esta legendaria amazona china es Hua Mulan (2009) de Jingle Ma con Zhao Wei como protagonista. Desgraciadamente no se estrenó en España y no existe edición ni en Blu-ray ni en DVD y se puede ver subtitulada en ediciones extranjeras. Se trata de un film a reivindicar que merecería mejor trato que el que ha recibido.

El éxito de la versión Disney provocó una secuela, Mulan 2 (2004), estrenada directamente en DVD y la inclusión de la popular guerrera en la serie Érase una vez  (2006 – presente) con las facciones de Jamie Chung. Esta vez se manifiesta bisexual para darle un toque moderno mientras se habla de nuevos proyectos que veremos en la gran pantalla.


Y cerramos con ejemplos españoles, mujeres que se convirtieron en famosas gracias a su beligerancia.Catalina Erauso y Pérez Galarraga (San Sebastián, Guipúzcoa, España, 1585 – Cotaxtla, cerca de Orizaba, Nueva España, 1650?), popularmente conocida como la Monja Alférez, fue una militar, monja y escritora. Uno de los personajes más legendarios y controvertidos del Siglo de Oro español. Durante casi 400 años, el mito de la prodigiosa Monja Alférez ha permanecido vivo a través de estudios históricos, relatos biográficos, novelas, películas y cómics.
La monja alférez (1944) de Emilio Gómez Muriel fue rodada en los estudios mexicanos con María Felix de protagonista. En 1987 se rodó un remake en color,esta vez de nacionalidad española, bajo la dirección de Javier Aguirre y protagonizada por Esperanza Roy.

Mientras Maria Pita (Sigrás, 1565-1643) espera su oportunidad, ya que España trata muy mal a sus héroes y heroinas, cerramos con un recuerdo a la gran Agustina de Aragón. Agustina Raimunda María Zaragoza y Doménech, llamada «Agustina de Aragón» (Reus, bautizada el 6 de marzo de 1786 – Ceuta, 29 de mayo de 1857), fue una defensora de Zaragoza durante los Sitios, en la Guerra de la Independencia Española.
En 1929 Florian Rey dirigió Agustina de Aragón con Marina Torres. Es una película española producida por un grupo de aragoneses que contrataron a Florián Rey para que llevase a la pantalla la gesta de la Heroína de la Puerta del Portillo. De escaso presupuesto, se suprimieron las grandes escenas. Se rodaron dos negativos, para dos galanes diferentes: José María Alonso Pesquera y Manuel San Germán. Supuso la consagración de Marina Torres tras una larga serie de películas donde no tuvo tanto eco.
Se trata de una película muda rodada cuando se había creado el sonoro y el cine silente comenzaba a considerarse obsoleto.
Es más famosa la versión sonora de 1950 dirigida por Juan de Orduña para CIFESA. Aurora Bautista bordó el personaje aunque en algunas ocasiones se excede en su trabajo. Actualmente se ve desfasada pero con simpatía por su patriotismo exagerado y estridente, pero se ve como una película entrañable con buenos momentos épicos que se merecen alguna que otra revisión.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.