Todo el dinero del mundo (2017)

CUENTOS DEL TÍO GILITO

TODO EL DINERO DEL MUNDO. Título original: All the Money in the World. Año: 2017. País: Estados Unidos. Director: Ridley Scott. Reparto: Christopher Plummer, Michelle Williams, Mark Wahlberg, Romain Duris, Charlie Plummer, Timothy Hutton, Charlie Shotwell, Andrea Piedimonte. Guionista: David Scarpa (Libro: John Pearson). Música: Daniel Pemberton. Fotografía: Dariusz Wolski. Imperative Entertainment / Scott Free Films / TriStar Productions / RedRum Films. Duración: 132 minutos.
Film sobre el secuestro en Italia, en 1973, de John Paul Getty III, y los desesperados esfuerzos de su madre por conseguir que el abuelo del joven, el magnate del petróleo John Paul Getty Sr., considerado uno de los hombres más ricos del mundo, pagase el rescate.

El secuestro del nieto de John Paul Getty Sr. llenó muchas páginas de los periódicos y aunque, al ver este film, recordé hasta el más mínimo de los detalles debo confesar que a lo largo de mi vida ni una sola milésima de segundo lo he dedicado a recordar tan macabro acontecimiento.
No tuvo acontecimientos que despertaran mi interés. El carácter ególatra  de John Paul Getty me distanciaba completamente del asunto. Era un ser que me producía rechazo entonces y ahora cuando sólo es un pésimo recuerdo.

Tarde o temprano el cine se iba a interesar por este sujeto que en su descripción nos recuerda al tío Gilito, ese super millonario de los comics de la Walt Disney  que en un estudio marxista calificaban enemigo del pueblo.  En realidad estaba basado en un personaje de Charles Dickens, pero tiene muchas similitudes con el personaje central de este drama policiaco.
Getty el super millonario, quien coleccionaba  obras de arte que valían una pasta inmensa y que no acostumbraba a dar obras de caridad a nadie. Su tacañería era legendaria. Ese personaje necesitaba un actor de verdad. Ridley Scott contrató a Kevin Spacey, pero cuando faltaba un mes para su estreno lo borró del largomentraje y lo substituyó con Christopher Plummer que a sus 88 años nos ha dado toda una lección de interpretación cuando su carrera parecía estar muerta definitivamente. Un actor lo es hasta el fin de sus días y lo acaba de demostrar con creces.

A su lado Michelle Williams y Mark Wahlberg, que llevan el peso de la película, apenas se distinguen. En fín, otra vez será.  Ridley Scott ya tiene 80 años y no para de trabajar, no como otros cineastas que con edades  inferiores se vieron desplazados de sus menesteres. Todo se ve minucioso, muy bien cuidado y meticuloso. Es la labor de un cineasta que conoce suoficio hasta la perfección.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.