Ant-man y la avispa (2018)

LA PELI DEL VERANO

ANT-MAN Y LA AVISPA. Título original: Ant-Man and the Wasp. País: Estados Unidos. Año: 2018. Director: Peyton Reed. Reparto: Paul Rudd (Scott Lang / Ant-Man), Evangeline Lilly (Hope Van Dyne / Wasp), Michael Douglas (Dr. Hank Pym), Michelle Pfeiffer (Janet Van Dyne / Wasp), Michael Peña (Luis), Walton Goggins (Sonny Burch). Bobby Cannavale (Paxton), Judy Greer (Maggie). David Dastmalchian (Kurt). Hannah John-Kamen (Ava /Ghost). Abby Ryder Fortson (Cassie). Randall Park (Jimmy Woo). Laurence Fishburne (Dr. Bill Foster). Stan Lee (Shrunken Car Man). Guion: Andrew Barrer, Gabriel Ferrari, Paul Rudd, Chris McKenna, Erik Sommers. Música: Christophe Beck. Fotografía: Dante Spinotti. Marvel Studios. 118 minutos.

Una de las más refrescantes películas del verano, secuela de Ant-Man (2015), y una cinta carente de pretensiones salvo la de divertir a un público poco exigente.
Nos encontramos a los resucitados Michael Douglas y Michelle Pfeiffer como padres de Evangeline Lilly, la elfa de El Hobbit, unos secundarios graciosos y perfectos efectos especiales. Todo un cocktail que sabe entretener sin complicarte demasiado la vida.
Los superhéroes de Marvel tienen fama de locos y en verdad este filme es eso.   Una diversión alocada y extravagante.Buscar mensajes es buscar peras al olmo. Todo es obvio y sencillo destinado a un público quinceañero y dominguero. La película que se disfruta comiendo palomitas y bebiendo un agradable refresco.
Todo tiene su gracia.  No te aburre ni un sólo segundo y está producido con total profesionalidad. Un final abierto deja posibilidades de continuación tanto en aventuras solitarias o aventuras con los vengadores en cuya cofradía militan estos superhéroes.
La trama gira alrededor de dos superhéroes, uno es Ant-Man y otra es la Avispa (Wasp en inglés). Se nos cuenta de que en el pasado hubo otra pareja con los mismos apodos, los padres de la actual Avispa, que tienen la facultadad de encogerse y de entenderse con los insectos más diminutos como los hormigas.
Eso da pie a unos interesantes efectos visuales con imágenes a escala. Ant-Man y la Avispa  pueden encogerse hasta el tamaño de un insecto disfrutando de su colosal fuerza. Eso les convierte en invencibles. La acción no decae en ningún segundo y todo funciona a un ritmo endiablado que no da lugar al respiro.
A veces la cinta es excesiva, como todo el cine actual, pero ya se sabe lo que vamos a ver. Espectáculo  y diversión. Todo lo demás sobra.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.