Aquaman (2018)

EN EL FONDO DEL MAR…

AQUAMAN. Título original: Aquaman. Año: 2018. País: Estados Unidos. Director: James Wan. Reparto: Jason Momoa (Arthur), Amber Heard (Mera), Willem Dafoe (Vulko), Patrick Wilson (Rey Orm), Nicole Kidman (Atlanna), Dolph Lundgren (Rey Nereus), Yahya Abdul-Mateen II (Manta), Temuera Morrison (Tom Curry), Ludi Lin (Capitán Murk), Michael Beach (Jesse,el padre de Manta), Randall Park (Dr. Stephen Shin), Graham McTavish (Rey Atlan), Leigh Whannell (Piloto de carga). Guion: David Johnson, Will Beall (Historia: Geoff Johns, James Wan, Will Beall . Personaje: Paul Norris, Mort Weisinger). Música: Rupert Gregson-Williams. Fotografía: Don Burgess. DC Comics / DC Entertainment / Warner Bros. Duración: 139 minutos.

Cuando yo era niño los comics de superhéroes (que entonces llamábamos tebeos) que se distribuían en España se editaban en México por Editorial Novarro. Gracias a ellos conocimos a Superman, Supergirl, Batman y entre otros Aquaman. Aquaman (cuyo verdadero nombre es Arthur Curry) es un superhéroe que aparece en los cómics estadounidenses publicados por DC Comics. Creado por el artista Paul Norris y el escritor Mort Weisinger, el personaje debutó en More Fun Comics # 73 (noviembre de 1941).
Esos cómics estuvieron prohibidos por la censura franquista una  larga temporada porque decían que los críos, destinatarios de estos cuadernillos, comparábamos estos superhéroes con Dios. Una lectura muy absurda pero pronto entraron en razón y sus aventuras volvieron a los quioscos españoles.
Mientras Superman surcaba los cielos, Aquaman era el rey del mar, de la antigua y sumergida Atlantis entroncando con la mitología griega. Tenían su gracia aunque su imaginación era desmedida. Pero ya se sabe que este género editorial es así y que sus reglas de juego son meramente fantásticas.
Un fenómeno puramente estadounidense, siempre he notado a faltar aventuras en otros países que salen siempre de forma esporádica o marginal. El mundo es más grande que los Estados Unidos, el  país hegemónico en la actualidad y primera potencia mundial mal nos pese.

Aquaman tuvo una de sus primeras apariciones televisivas en la serie The Superman/Aquaman Hour of Adventure, de 1967. Con Jason Momoa hace su primera aparición en la película Batman v Superman: el amanecer de la justicia Se lo ve a modo de cameo, cuando la Mujer Maravilla mira varios archivos de vídeo de avistamientos metahumanos. Momoa repite su papel en Liga de la Justicia del 2017.
Esta es pues su primera aparición en solitario aunque ya le conocimos en las citadas cintas. Su debut ha sido pues muy espectacular bajo la dirección del director malayo James Wan, ya que machaca la taquilla convirtiéndose en una de las más rentables producciones del presente año que ya está terminando.
Razones no le faltan. Es una obra de gran riqueza visual aunque es excesiva en su uso del CGI.

El principal defecto de esta cinta es precisamente su abuso de los efectos especiales que terminan por abrumar al espectador, pero sin embargo entusiasman a espectadores más jóvenes amantes del género fantástico.
Los actores están bien. Nicole Kidman y Amber Heard cumplen con su cometido. Crean la imagen de la mujer moderna que es capaz de  derrotar a 20 hombres sin despeinarse según los cánones actuales. Las chicas modositas son ya cosa del pasado para bien o para mal. Joseph Jason Namakaeha Momoa (Honolulu, 1 de agosto de 1979) o su nombre artístico Jason Momoa es el nuevo héroe de las pantallas internacionales. Le vimos en la primera temporada de Juego de Tronos, Khal Drogo, el caudillo de los Dothraki que se casa con Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) y Conan el Bárbaro (2011). Se casó con Lisa Bonet (actriz afroamericana del show de Bill Cosby) y actualmente es uno de los grandes ídolos de la juventud del momento.
Con Aquaman consigue por fin el codiciado estrellato y su mitificación como héroe de la gran pantalla. La  película de James Wan es  puro delirio visual tanto en escenas terrestes como submarinas. La acción apenas tiene puntos muertos, todo transcurre de forma encadenada.  Persecuciones y peleas sin fin.  Las imágenes submarinas son muy espectaculares,  parecen un sueño.
La lucha fratricida por el poder con el hermano villano que desea conquistar el mundo (¡otro más!) no se sabe para qué y el hermano bueno que se lo impide. El desarrollo argumental es muy previsible. No contiene sorpresas.
Presumo que  muy pronto esta cinta será considerada clásica y sus blurays o dvds se venderán eternamente. Sería justo evidentemente. El trabajo de producción ha sido una auténtica minucia. En fin,  nos encontramos ante un producto comercial sólido que encantará al público al que le va dirigido. Al fin y al cabo el cine es un negocio.

 

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.