Liga de la Justicia

UN DIVERTIMENTO
SIN PRETENSIONES

LIGA DE LA JUSTICIA. T. O.: Justice League. Año: 2017. País: Estados Unidos. Directores: Zack Snyder y Joss Whedon. Reparto: Gal Gadot (Diana Prince/Wonder Woman), Henry Cavill (Clark Kent /Superman), Ezra Miller (Barry Allen /Flash), Jason Momoa (Arthur Curry /Aquaman), Ray Fisher (Victor Stone /Ciborg), Amy Adams (Lois Lane), Ben Affleck (Bruce Wayne /Batman), Jeremy Irons (Alfred), Diane Lane (Martha Kent), J.K. Simmons (comisario Gordon), Connie Nielsen (Reina Hippolyta), Amber Heard (Mera). Guión: Chris Terrio, Joss Whedon (Historia: Zack Snyder, Chris Terrio). Música: Danny Elfman. Fotografía: Fabian Wagner. DC Comics / DC Entertainment / Dune Entertainment / Lensbern Productions / Warner Bros. / Atlas Entertainment / Cruel, Unusual Films. Duración: 119 minutos. Estreno en España: 17 noviembre 2017.

Cuando entras a una sala para visionar una película como la  presente ya sabes que no estás ante un film de Akira Kurosawa sino ante un divertimento sin pretensiones.
La típica película que cuando se estrena se la trata con mucho desprecio pero que, al cabo de los años, adquiere la condición de clásico y es tratada como objeto de culto. Le ocurre lo mismo como La zíngara y los mónstruos de la  Universal. En un mismo metraje se juntaban los clásicos antihéroes como Drácula y el monstruo de Frankentein, que por separado brillaban a mayor altura, y se  construía una especie de batiburrillo en la que cada elemento perdía parte de su personalidad.
Aquí pasa lo mismo. El hombre de acero (2013) y Wonder Woman (2017) me parecen dos buenas películas en las que Superman (Henry Cavill) y Diana Prince (Gal Gadot) respectivamente lucen más intensamente que en este título que mezcla demasiados personajes. Eso sí, el conjunto no aburre. No se toma demasiado en serio y en realidad nos da lo que nos promete.
Una diversión pura y sin complejos. ¿Qué la crítica la ha machacado? ¿qué importa? También machacaron a Stan Laurel y Oliver Hardy en su día y actualmente son considerados genios del humor y sus críticos están completamente olvidados.
Hay elementos que me gustan y otros no. Wonder Woman y Superman me parece lo mejor y lo peor el Batman de Ben Affleck. El villano Steppenwolf (Ciarán Hinds) me parece un espanto a pesar de que el actor británico es para mi gusto extraordinario pero ha lucido mejor en otras ocasiones.
La segunda parte abusa  de las escenas de lucha y efectos especiales, es abrumador por sus excesos y por  contra tenemos un par de sorpresas en los título de crédito finales.
Parte de la película la ha dirigido el desmitificado Zack Snyder, Joss Whedon la rehizo porque el resultado final no había convencido a los directivos de la Warner. Dos estilos muy distintos que no casan entre sí. Ese detalle le da un tono irregular y contradictorio, algo desoncertante.
Pero en su conjunto nos encontramos ante una película que cumple con lo promete, diversión y entretenimiento. Un espectáculo que hará las delicias de su público. Así de claro.

 

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *