Bohemian Rhapsody (2018)

LA VIDA DE FREDDY MERCURY

BOHEMIAN RHAPSODY. Título original: Bohemian Rhapsody. Año: 2018. País: Reino Unido. Dirección: Bryan Singer y Dexter Fletcher. Reparto: Rami Malek (Freddie Mercury), Lucy Boynton (Mary Austin), Gwilym Lee (Brian May), Ben Hardy (Roger Taylor), Joseph Mazzello (John Deacon), Aidan Gillen (John Reid, Allen Leech (Paul Prenter), Tom Hollander (Jim Beach), Mike Myers (Ray Foster), Aaron McCusker (Jim Hutton). Guion: Anthony McCarten (Historia: Anthony McCarten, Peter Morgan). Música: John Ottman. Fotografía: Newton Thomas Sigel. Coproducción Reino Unido-Estados Unidos; GK Films / New Regency Pictures / Queen Films Ltd. / Tribeca Productions / Regency Enterprises. Distribuida por 20th Century Fox. Duración: 134 minutos.

No soy aficionado al rock ni a cierta música moderna por lo que mis conocimientos sobre Queen y su líder Freddy Mercury son prácticamente nulos. El presente film es pues mi primera aproximación a dicha temática.
Firmada por Bryan Singer y Dexter Fletcher, el primero fue despedido por sus repetidas ausencias en el rodaje,  y el segundo había intentado anteriormente levantar el proyecto sin éxito por  lo que le vino su oportunidad por pura carambola.
Singer había dirigido años atrás Superman Returns: El regreso (2006) con Brandon Routh que fracasó en taquilla aunque no carece de valores para ser tenido en cuenta. Dentro de la profesión es un personaje con mucha mala fama por  lo que no me  explico su contratación para este proyecto.
En fin, el rodaje fue caótico, Singer como mal profesional retrasaba el proyecto por lo que fue despedido y sustituido por Dexter Fletcher que por su cuenta ya había intentado levantar este exitoso proyecto.

A pesar de ser un profano en la materia la película, gran éxito de taquilla, me ha interesado mucho. Freddy Mercury es un icono de la música  moderna, considerado uno de los mejores cantantes del siglo XX, que se vio perjudicado por su desenfreno y el SIDA que le dio la muerte.
La biografía es muy convencional. Unos padres que no lo entienden, marginación por su procedenia pakistaní, incomprendión de los editores que no quieren arriesgarse con proyectos innovadores cuyos resultados son inciertos.
La participación de la banda Queen en el Live Aid (en español, Ayuda en vivo) es el colofóm de este film sorpresa que te da más de  lo que esperas.
A pesar de mostrar las fiestas salvajes, pero menos, de Mercury su imagen es muy blanqueada y aceptada por el gran público. Lo más acertado es la  actuación de Rami Malek a quien conocemos por su trabajo en la serie Noche en el museo como el faraon Ahkmenrah.
No  estamos ante una obra maestra pero sí ante un título que cae bien a todo el mundo. Consiguió que yo me  interesara por Queen y por Freddy Mercury. Desgracidamente no mencionan su Barcelona con la gran Montserrat Caballé,  una de sus mejores obras.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.