Cine e Historia 4: los almogávares

DESPERTAFERRO,
EL GRITO DEL FUEGO (1990)

Los almogávares fueron unas tropas de choque, espionaje y guerrilla presentes en todos los reinos cristianos de la península ibérica a lo largo de la Reconquista, formadas principalmente por infantería ligera y especialmente conocidos por el activo papel que jugaron en el Mediterráneo aquellos procedentes de la Corona de Aragón entre los siglos XIII y XIV.
Su origen es debido a los pastores de la zona pirenaica que constantemente se veían asaltados por los invasores musulmanes y no les quedó otro remedio que organizarse en guerrillas. Era la lucha por la supervivencia a cualquier precio. Sobre el origen del nombre existen diversas teorías: Tiene su origen en el árabe al-mugāwir («el que provoca algaradas») o en اal-mujābir («el portador de noticias») que en este contexto se traduce como «el que explora y comunica», y finalmente una tercera teoría sostiene que viene del adjetivo gabar, que se traduce como «orgulloso» o «altivo».
(Wikipedia)
Los almogávares de la Gran Compañía Catalana eran muy famosos por sus incursiones bélicas en Grecia y Asia Menor. Sin embargo fueron traicionados siendo asesinado su líder, Roger de Flor, y otros guerreros por el Imperio bizantino que los había contratado previamente, los almogávares reaccionaron con gran dureza y crueldad, haciendo famosa la llamada «venganza catalana», y terminaron por conquistar los ducados de Atenas y Neopatria.
Sus referencias en el cine son escasas. En el guión de Raza (1941)  de José Luis Sáenz de Heredia se hace referencia a esos bravos guerreros del pasado. En 1990 el cineasta Jordi Amorós estrenó un largometraje de animación de corte infantil. Despertaferro, el grito del fuego. En Cataluña se vio sobretodo en la televisión catalana como Despertaferro.
Despertaferro (despierta hierro) era el grito de guerra de los almogávares que en catalán medieval era Desperta Ferres! Con este grito pretendían asustar a sus enemigos. Otros de sus gritos fueron ¡Aragón, Aragón!,¡Via Sus! Via Sus!, ¡Sant Jordi! Sant Jordi! (¡San Jorge, San Jorge!).
La película de Jordi Amorós es muy agradable de ver y no comprendemos porqué está descatalogando y la tradicional negligencia de la Generalitat hacía nuestro cine al que maltrata sistemáticamente.Aunque está dirigido a un público infantil tiene no pocos atractivos.Los almogávares podrían dar mucho de sí,incluso una serie al estilo Vikingos porque forman parte de nuestra historia aunque por desgracia nos avergoncemos de ellos.
Sin nuestros héroes no hubiéramos existido. Eso nadie lo tiene en cuenta.

Esta entrada fue publicada en Cine, Cine español, Series, Televisión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *