«Dumbo» (2019) de Tim Burton

REVISIÓN DE UN CLÁSICO

DUMBO. Título original: Dumbo. Año: 2019. País: Estados Unidos. Dirección: Tim Burton. Reparto: Colin Farrell (Holt Farrier), Eva Green (Colette Marchant), Michael Keaton (V.A. Vandevere), Danny DeVito (Max Medici), Nico Parker (Milly Farrier), Finley Hobbins (Joe Farrier), Deobia Oparei (Rongo el Fuerte), Joseph Gatt (Neils Skellig), Michael Buffer (Baritone Bates), Frank Bourke (Puck), Jo Osmond (Circus Cook), Alan Arkin (J. Griffin Remington), Sharon Rooney (Miss Atlantis). Guion: Ehren Kruger (Guion original: Joe Grant, Dick Huemer). Música: Danny Elfman. Fotografía: Ben Davis. Canción «Hijo del corazón»: Najwa Nimri. Walt Disney Pictures / Tim Burton Productions / Infinite Detective / Secret Machine Entertainment / MPC. Productor: Tim Burton. Duración: 111 minutos.

En la película 1941 (1979) de Steven Spielberg, gran fracaso comercial pero una de sus mejores películas, el general Joseph W. Stilwell (Robert Stack) entra en un cine para ver un film de Walt Disney, Dumbo (1941), que salvó a la productora del Mago de Burbank de la quiebra gracias a un éxito descomunal.
En 2019 se estrena por fin su remake que nada tiene que ver con el filme original que era de animación y la presente cinta es de imagen real.
Dumbo es un elefante de grandes orejas que sufre burlas por su desafortunado aspecto pero esas orejas gigantes provocarán su triunfo y la prosperidad del circo en el cual vive.
Comparar ambas versiones es una tarea inútil. Hay mucho tiempo por medio y son dos visiones distintas de una misma idea. Aunque la película actual es maravillosa queda lejos de la original que era sencilla de producción y conserva una magia especial que el gran Disney le supo dar.
Es que en el mundo del cine el dinero no lo puede todo. Es más importante ponerle fantasía, corazón, sentimiento. El Dumbo original volaba por amor de sus creadores, el actual porque se considera un negocio rentable. Se utiliza una historia que ya ha seducido varias generaciones de espectadores de todo el mundo y cuya publicidad ya está hecha de antemano.
Queda la profesionalidad, el saber hacer de los técnicos y de los actores pero le falta el alma de la película. Los personajes que desfilan por la pantalla, todos ellos humanos menos los desdibujados animalitos, no interesan demasiado.
En algún momento la película atrae, interesa, gusta y se ve con agrado y satisfacción pero siempre es una película inspirada en otra película, carece de originalidad, y todo es políticamente correcto por supuesto.
Este Dumbo carece de sorpresa. La cinta original es tratada con gran respeto, un recuerdo a la secuencia de los elefantes rosados que aquí son un espectáculo de globos, pero todo se ve muy visto. Eso sí, no aburre, no molesta, es un título simpático y muy agradable pero tiene la mala suerte de ser comparado con un film genial que dejó el listón demasiado alto para poderlo alcanzar.
Me lo he pasado bien pero no es Dumbo.


Imagen de la cinta original de Dumbo con los polémicos cuervos que alguien considera racistas. Debajo el cameo del elefantito en ¿Quién engaño a Roger Rabbit? (1988)

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.