El fantasma de la libertad en Blu-Ray

EL GRAN BUÑUEL
EN ALTA DEFINICIÓN

Estrenada en 1974, El fantasma de la libertad es uno de los títulos más anárquicos y subversivos del gran realizador de Calanda. Luis Buñuel en estado puro.
En el reparto Michel Piccoli, Jean Rochefort, Michel Lonsdale, Monica Vitti, Adriana Asti, Julien Bertheau, Jean-Claude Brialy, Adolfo Celi, Paul Frankeur, Pierre Maguelon, François Maistre, Hélène Perdriére, Claude Pieplu, Bernard Verley, Milena Vukotic.
Guión de Luis Buñuel y Jean-Claude Carrière.
Se sabe que el ilustre maño tuvo que desarrollar la mayor parte de su carrera en el exilio, México y Francia. Durante la Segunda República y la Guerra Civil ayudó a sus amigos franquistas como José Luis Sáenz de Heredia y se tuvo que exiliar a los Estados Unidos. Trabajó en el Museo de Arte Moderno de Nueva York de  donde fue expulsado en 1943 porque Salvador Dalí en un libro biográfico le trataba de ateo e izquierdista.
Pidió la ciudadanía estadounidense pero se tuvo que marchar a México en donde reinició su carrera rota por el exilio. Finalmente solicitó la nacionalidad mexicana en agradecimiento al país que le acogió en horas tan aciagas.
En 1961 estrenó Viridiana que rodó en España, su regreso a su país de origen, ganó la Palma de Oro en Cannes pero la censura franquista la prohibió de forma fulminante. El dictador Franco, muy intrigado ordenó proyectarla en su cine privado en el Palacio del Pardo. Tras visionarla comentó “pues no he visto nada malo, es sólo una sucesión de chistes baturros“.
El fantasma de la libertad conecta con el primer Buñuel, el de El perro andaluz y La edad de oro. Sus orígenes. A los diecisiete años el futuro realizador partió a Madrid para cursar estudios universitarios. En la capital se alojó en la famosa Residencia de Estudiantes donde permaneció siete años. Su propósito, inducido por su padre, era estudiar Ingeniería Agrónoma. Tomó parte en las actividades del cine-club de la Residencia y trabó amistad, entre otros, con Salvador Dalí, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Pepín Bello y Juan Ramón Jiménez. También participó en las tertulias ultraístas y, todos los sábados desde 1918 hasta 1924, en las del Café Pombo, dirigidas por Ramón Gómez de la Serna. Mi médico de cabecera Germán Royo también residió en tan ilustre lugar y trabó amistad con el gran Buñuel cuando era un completo desconocido y mantuvieron la amistad hasta el final de sus días.
El fantasma de la libertad comienza de una forma muy curiosa. Cameo de Buñuel haciendo de fraile. Es la llamada Guerra de la Independencia (1808-1814), conocida como Guerra del Francès en Cataluña y Guerre d’Espagne en Francia. Un grupo de españoles está a punto de ser fusilado por los soldados de Napoleón Bonaparte. Antes de morir un patriota lanza un grito”¡Viva las caenas!“. En realidad este grito fue proferido años después cuando el rey Borbón, Fernando VII; abolió la Constitución de 1812 y privó de libertades al pueblo que entregó su vida para defenderle.
¡Viva las caenas!” o “¡Viva las cadenas!” es un grito blasfemo de un pueblo que repudia su propia libertad y se somete a un gobierno que le oprime. Buñuel utiliza esta frase con su peculiar ironía.
Un pueblo que vota a políticos corruptos o incapaces que llevan al Estado a la bancarrota, al abismo. Buñuel no ha conocido la España del siglo XXI pero que es muy parecida a la que conoció en vida.
La película se divide en 14 viñetas (o capítulos) entrelazadas por un personaje o una situación que conecta una historia con la siguiente. Buñuel ya había probado esta forma de dirigir en La edad de oro, con los amantes como hilo conductor. El fantasma de la libertad fue la penúltima película de Luis Buñuel, filmada al final de su carrera. En el tiempo de producción tenía 74 años y estaba considerando jubilarse. La película resume muchas de las preocupaciones que impregnan toda su obra y fue, además, una de sus favoritas. Ahora regresa de nuevo remasterizada en alta definición para que las nuevas generaciones la conozcan y la puedan disfrutar en Blu-Ray y DVD.

Esta entrada fue publicada en Cine, Cine español. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *