En un barrio de Nueva York (2021)

TODOS TENEMOS UN SUEÑITO

EN UN BARRIO DE NUEVA YORK. Título original: In the Heights. Año: 2021. País: Estados Unidos. Dirección: Jon M. Chu. Reparto: Anthony Ramos (Usnavi), Melissa Barrera (Vanessa), Leslie Grace (Nina Rosario), Corey Hawkins (Benny), ), Olga Merediz (Abuela Claudia), Jimmy Smits (Kevin Rosario), Gregory Diaz IV (Sonny), Daphne Rubin-Vega (Daniela), Stephanie Beatriz (Carla), Dascha Polanco (Cuca), Noah Catala (Graffiti Pete), Lin-Manuel Miranda (Piragüero), Mateo Gómez (Alejandro), Marc Anthony (Gapo), Patrick Page (Pike Phillips), Olivia Perez (Iris). Guion: Quiara Alegria Hudes. Musical: Lin-Manuel Miranda, Quiara Alegria Hudes. Música: Lin-Manuel Miranda. Fotografía: Alice Brooks. Duración: 143 minutos. Warner Bros., Scott Sanders Productions, Likely Story. Distribuidora: Warner Bros.

En un barrio de Nueva York se estrenó en teatro, en Broadway en 2005. Tal como ocurrió on Cats, otro triunfo en las tablas pero fracaso en cine, la taquilla no ha respondido y ha sido sacada de cartel antes de hora aunque yo conseguí verla gracias al Blu-ray adquirido en Amazon USA que llevaba la versión en castellano español.
Ese fracaso me ha resultado desconcertante ¿prejuicios hacia la población latina?, sobretodo porque los activistas de minorías afroamericanas han protestado porque salen pocos negros en la película cuando uno de los protagonistas es de dicha raza, así como varios secundarios y figurantes.
En los países hispanos la población afrodescendiente es menor que en países anglosajones porque en Nueva España estaba prohibida la esclavitud y en consecuencia había poca población negra que siempre fue tratada de iguales y nunca como seres inferiores.
Pero al parecer los activistas saben poca historia y no comprenden la realidad diferente a las que conocen.

La trama de esta obra gira alrededor de un sueñito. Un sueñito es un deseo de cualquier ser humano de mejorar sus condiciones de vida. Muchos sueñan con irse del barrio y de vivir en un lugar mejor. El barrio del título, heights en inglés, está en trance de desaparecer. Los alquileres suben hasta hacerse prohibitivos y los vecinos no tienen otra opción que irse.
Sin embargo, el vecindario hispano, procedente de diversos países de habla española, es alegre y dicharachero. Se pasan la vida cantando y bailando. Es un barrio poco conflictivo, al contrario del de West Side Story con sus pandillas violentas.  Aquí la gente es risueña. Tienen problemas, muchos sin-papeles, gente que no puede adaptarse a la sociedad que les ha acogido aunque de mala gana.
Pero aún así todos van en pos de su sueñito. Todos desean mejorar, progresar y vivir una vida digna.
Los diferentes personajes en el fondo son grandes luchadores, afrontan sus dificultades sin perder la sonrisa. Son buena gente, tal vez eso los convierta en irreales porque la realidad de esos barrios suele ser muy dura y se convierten en inhabitables. La película es demasiado optimista pero entrañable. Es una joya para cinéfilos y es de lamentar su escaso éxito comercial.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.