¿Innecesarios? ¿para quién?

LA POLÉMICA ETERNA

La polémica  eterna. Desde que se inventó el cine los cineastas tratan de expresarse libremente intentando ser realistas, contar sus historias tal como las sienten, y desde el primer día han aparecido gentes que lo tratan de impedir usando la ley y cualquier medio de presión.
La censura institucional como en tiempos del general Franco en España, pero también en otros países como los democráticos Estados Unidos o la desaparecida Unión Soviética.
Uno de los puntos más conflictivos ha sido la exhibición de cuerpos humanos, sobretodo los femeninos. No hablo del desnudo, hablo de los minishorts, los bikinis y la ropa que deja mucha porción de carne a la vista que tanto molestan a los censores que tratan  de impedir su exhibición.
Si tanto les molesta la exhibición del cuerpo humano ¿porqué van al cine o a ver otros espectáculos usando siempre la excusa de los niños o cualquier otra zarandaja?

Si tanto les molesta la visión del cuerpo humano que se encierren y dejen vivir en paz al resto de la humanidad.
Pero lo que más me choca en los últimos años es la argumentación falsamente progresista. Mostrar el cuerpo humano es propio de machistas empedernidos o es un elemento innecesario.
¿Innecesario? Quiere decir que como no lo necesitan los creadores debemos abstenernos de mostrarlo o de verlo porque a esa gente no les gusta. La historia de siempre pero con otro disfraz que a fin de cuentas es lo mismo.
Los mismos perros con  diferentes collares. El eterno puritanismo que no deja de disfrazarse de progresismo para conseguir sus fines. Así que esas imágenes que mostramos les molestan. ¿Qué le vamos hacer?

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *