Jeanne Moreau, musa de la Nouvelle Vague

ADIÓS A UNA GRAN ACTRIZ

La actriz Jeanne Moreau, icono del cine francés, ha muerto este lunes a los 89 años, según ha informado su agente a la agencia France Presse. La intérprete, todo un símbolo del cine del siglo XX, fue calificada por Orson Welles como la “mejor actriz del mundo“. Moreau fue hallada muerta en su domicilio de la capital francesa, según ha informado Jeanne d’Hauteserre, alcaldesa de su distrito.
Jeanne Moreau (París, 23 de enero de 1928-ibídem, 31 de julio de 2017​) fue una mítica actriz francesa, abanderada de la Nouvelle Vague, fue uno de los símbolos femeninos de la Europa de los 60 y una de las grandes actrices de su era. Actriz de teatro, cine y televisión fue también directora de cine, teatro, ópera, guionista y escritora.
Hubo una época en que las pantallas cinematográficas eran democráticas, dentro de lo que cabe. Se podían disfrutar de una cartelera variada: cine francés, italiano, británico, español, mexicano y sobretodo estadounidense. No había el brutal monopolio de las multinacionales de la actualidad.
Entonces era habitual ver a Jeanne Moreau en las pantallas. Fue la musa de Louis Malle, François Truffaut, Michelangelo Antonioni, Luis Buñuel, Jacques Demy y Roger Vadim entre otros realizadores de la Nouvelle vague francesa. También trabajó con Elia Kazan, Orson Welles, Peter Brook, Wim Wenders y otros famosos directores.
La vimos en Jules y Jim, La novia vestía de negro, Los amantes de 1962, Ascensor para el cadalso, La noche con Marcello Mastroianni, Diario de una camarera, Viva María! (con Brigitte Bardot), La reina Margot (1954), Diálogos de carmelitas, Las relaciones peligrosas con Gerard Philipe, Moderato cantabile. Sus películas eran favoritas en los cine-clubs.
En 1976 dirigió el film Lumière y en 1979 El adolescente con Simone Signoret, con guiones que le pertenecieron, además de un documental sobre Lillian Gish.
Su rostro aparecía en películas más sofisticadas y cultas de la producción media de la época. Se la consideró una actriz “intelectual” y su carrera fue ejemplar.
Aunque por razones naturales se nos haya ido su legado cinematográfico es importante y permanecerá siempre en nuestra memoria y en la de generaciones venideras.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *