La carrera de Michael Anderson

CINE, CINE Y MÁS CINE

De lo más hablado de las necrológicasde Michael Anderson es de haber rodado una película de culto titulada La fuga de Logan. Michael York y Jenny Aguter viven en un extraño mundo futuro donde todo es juventud y diversión hasta que cumples 30 años… En la actualidad esta cinta nos puede resultar absurda peroen su día cuajó a la perfección.
20 años antes, Anderson ya había dirigido 1984, primera adaptación cinematográfica de la novela de George  Orwell en la que muestra una ucronía más creíble con un futuro dominado por el Gran Hermano y un policial control de los ciudadanos por parte del estado.

Los jóvenes caníbales (1960) con Natalie Wood, un filme sobre jóvenes poco arraigados. Anderseon era capaz de tocar todos los géneros, desde las aventuras épicas hasta los melodramas y su aceptación era bastante irregular.

George Peppard y Sophia Loren, en sus incursiones internacionales, protagonizaron Operación Crossbow (1965). Una película de acción y comandos. No estábamos ante ninguna maravilla pero se dejaba ver con simpatía.

George Segal y Senta Berger  protagonizaron Conspiración en Berlín (1966), nueva cinta de espías, suspenso y acción que entretuvo y divirtió al público de la época y que en la actualidad se deja ver sin desagrado.

Michael York, antes de La fuga de Logan, había rodado Culpable sin rostro para Anderson con Sussannah York. En una fiesta del Regimiento Británico en la India colonial, la viuda de la Capitana Scarlett es asaltada en el jardín y acusa a uno de los tenientes jóvenes recién llegados de la agresión.
Entre el resto de la producción de quién nos ocupa está la miniserie Crónicas marcianas con Rock Hudoson, adaptación de la novela de Ray Bradbury, un telefilme sobre 20.000 leguas de viaje submarino y su carrera se cierra con un remake en dibujos anmados de La vuelta al mundo en 80 días sin la transcendencia del título original.
Para cine se despidió con Pinocho y Geppetto (1999) con Martin Landau. Una feliz despedida con un título agradable y simpático digno de una carrera poco ambiciosa pero interesante. Un gran artesano del cine se nos ha ido tras 19 años de silencio y retiro. Todo un homenaje se merece por nuestra parte.

 

Esta entrada fue publicada en Cine, Series. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *