Lágrimas negras (1999)

EL CANTO DE CISNE
DE RICARDO FRANCO

LÁGRIMAS NEGRAS. Título original: Lágrimas negras. Año: 1999. País: España. Dirección: Ricardo Franco, Fernando Bauluz. Reparto: Ariadna Gil (Isabel), Fele Martínez (Andrés), Elena Anaya (Alicia), Ana Risueño (Cinta), Elvira Mínguez (Marta), Felipe García Vélez (Máximo García), Arturo Acero (Policia), Elena Lombao (Mac). Guion: Ángeles González-Sinde, Ricardo Franco, Dionisio Pérez. Música: Eva Gancedo. Fotografía: Gonzalo F. Berridi. Duración: 104 minutos. Sogetel.

 

 

Ricardo Franco (Madrid, 24 de mayo de 1949 – Madrid, 20 de mayo de 1998) fue un director, guionista, actor y productor de cine español. Fue primo del escritor Javier Marías y sobrino del director de cine Jesús Franco, de la escritora Dolores Franco Manera y del filósofo Julián Marías.
No es un director especialmente conocido. aunque, como todo profesional del cine, es acreedor de nuestra simpatía. Empezó con cortos, su primer largo El desastre de Annual (1970) fue prohibida por la censura. En 1976 obtuvo una cierta notoriedad por Pascual Duarte, adaptación de una novela de Camilo José Cela suele valió a su actor principal José Luis Gómez el premio al mejor actor en el Festival de Cannes.
Emigró a Estados Unidos sin éxito, rodó Gringo mojado, con el actor Sam Bottoms y la mexicana Rebecca Jones. Volvió a España, dirige  La buena estrella, que ganó cinco premios Goya y dos premios Ondas.
Falleció a los 49 años de un infarto de miocardio, sin ver terminada la que sería su obra póstuma, Lágrimas negras, que fue terminada por Fernando Bauluz,

Lágrimas negras es una de esas películas que ves y olvidas enseguida, que no deja huella un tu alma cinéfila. Es muy fría, no te emociona pese a contar con grandes actrices como Elena Anaya y Ariadna Gil. Es ese cine promovido por la Administración socialista desde la fatídica Ley Miró. Un cine que no consigue interesarte en ningún momento aunque tenga sus defensores.
Tampoco nos molesta su existencia. Pasas un rato aburrido, porque no consigues conectar con su oscura trama. Ese ha sido el cine dominante durante la democracia española que aleja al público de las salas.

Esta entrada fue publicada en Cine, Cine español. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.