Las amazonas del siglo XX (3)

JUANA GALLO (1961)

A la izquierda María Félix, a la derecha la verdadera Juana Gallo

JUANA GALLO. Año: 1961. País: México. Director: Miguel Zacarías. Reparto: María Félix (Ángela Ramos – Juana Gallo) , Jorge Mistral (Capitán Guillermo Velarde), Luis Aguilar (Coronel Arturo Ceballos Rico ), Ignacio López Tarso (Pioquinto), Rita Macedo, René Cardona, Noé Murayama, Marina Camacho, José Alfredo Jiménez, Armando Sáenz, Antonio Raxel, Jesús Gómez, Alberto Marcos, Chel López, Ernesto Juárez, Antonio Brillas, Christiane  Martel. Guion: Miguel Zacarías. Música: Manuel Esperón. Fotografía: Gabriel Figueroa. Producciones Zacarías S.A. 120 minutos.

Una campesina de nombre Ángela, al enterarse del asesinato de su padre y su novio, se levanta en armas contra el gobierno federal. Ángela, quien empieza a ser conocida como “Juana Gallo”, consigue el apoyo de todo el pueblo; inclusive de algunos federales que pasan a defender su causa. Esta tensa situación se convertiría en la Batalla de Zacatecas

María Félix es una de las actrices más amadas u odiadas en su México natal, la vimos en La cucaracha, La Valentina y otras épicas como La Generala o Enamorada. Actuó en México pero también en otros países como Francia o España. En todas partes triunfó y en realidad como actriz no tenía desperdicio.
Aquí la tenemos como Juana Gallo. En algunas fuentes desmienten los acontecimientos de dicha cinta pero aquí no entramos en polémicas porque carecemos de documentación y de tiempo para investigar la historia. Señalamos la polémica nada más.
La película,  dirigida por un cineasta histórico  que vivió 101 años, Miguel Zacarías Nogaim (Ciudad de México, 19 de marzo de 1905 – Cuernavaca, Morelos, 20 de abril de 2006) tiene sus puntos de interés. Está bien tratada desde el punto de vista bélico, buenas interpretaciones de la propia María Félix y otro histórico como Ignacio López Tarso, así como el popular cantante Luis Aguilar y el español Jorge Mistral que tuvo repercusión en su época tanto en España como en México.

La presente cinta es en realidad cinematográficamente correcta. Una película de batallas bien rodada. Muy profesional. Le recuerda al mundo, en concreto al pueblo mexicano, qué hizo la famosa revolución que encumbró a Pancho Villa y Emiliano Zapata, una guerra que intentó equilibrar la historia. Reducir la pobreza de un pueblo asfixiado por sus caciques. Una guerra que se inició con el asesinato de Francisco Ignacio Madero y su sustitución por Victoriano Huerta.
Las tropas de Venustiano Carranza (Cuatro Ciénegas, Coahuila,​ 29 de diciembre de 1859​-Tlaxcalantongo, Puebla, 21 de mayo de 1920) rehicieron la situación. Las tropas de Huerta, al comienzo de la película asaltan la tierra de Juana Gallo asesinando  a su padre y a su novio. En las primeras escenas la vemos arrando con un par de mulas, su enérgico porte. Resulta extraño que una mujer así pueda tener su propio ejército en aquel tiempo tan machista como fue México y en realidad casi todos los países del mundo, lo que da lugar a  los esperados chistecitos falocráticos y respuestas encolerizadas de la doña Félix.
Una cinta que en la actualidad se ve con agrado, con simpatía porque tiene su gracia. Le falta la ironía de Luis Buñuel y la fuerza de Emilio Fernández, pero estamos ante una obra digna que se realizó honestamente.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.