Mientras dure la guerra (2019)

UNA ÉPOCA NEFASTA
DE LA HISTORIA DE ESPAÑA

MIENTRAS DURE LA GUERRA. Título original: Mientras dure la guerra. Año: 2019. País: España. Dirección: Alejandro Amenábar. Reparto: Karra Elejalde (Miguel de Unamuno), Eduard Fernández (José Millán-Astray), Santi Prego (Francisco Franco), Nathalie Poza (Ana Carrasco Robledo, esposa de Casto Prieto Carrasco), Tito Valverde (Miguel Cabanellas), Luis Bermejo (Nicolás Franco), Patricia López Arnaiz (María de Unamuno Lizárraga, hija del escritor), Inma Cuevas (Felisa de Unamuno Lizárraga, hija del escritor), Carlos Serrano-Clark (Salvador Vila Hernández), Luis Zahera (Atilano Coco), Ainhoa Santamaría (Enriqueta Carbonell, esposa del anterior), Mireia Rey (Carmen Polo), Luis Callejo (Emilio Mola), Dafnis Balduz (José María Ramos Loscertales), Jorge Andreu (Miguelín, nieto de Unamuno), Josep Tosar (Enrique Plá y Deniel), Itziar Aizpuru (Aurelia), Miquel García Borda (Alfredo Kindelán), Mariano Llorente (Casto Prieto Carrasco), Luka Peroš (Johannes Bernhardt), Alba Fernández («Nenuca», hija de Franco), Miguel Elías (Capitán Barros), Enrique Asenjo (José María Pemán), Pedro Nistal (Francisco Maldonado), Martina Cariddi (Concha). Guion: Alejandro Amenábar, Alejandro Hernández. Música: Alejandro Amenábar. Fotografía: Alex Catalán. Duración: 103 minutos. Mod Producciones, Movistar+, Himenóptero, K&S Films. Distribuidora: Buena Vista International

Si hay un tema que odie en la Historia del Cine es el de la guerra civil. Yo no la viví directamente porque cuando nací ya se había acabado hace tiempo. Nací en la posguerra. Esa contienda supuso mucha hiel para quienes la vivieron porque les dejaron traumatizados de por vida. Mi madre me contaba sus experiencias amargas y duras. Era un no vivir, hasta los años noventa el Alzheimer borró esos malos recuerdos en su memoria.
A todas horas no paraba de contarme historias que revivía una y otra vez amargando mi existencia. Mucha gente quedó obsesionada con esta experiencia, tanto de izquierdas como de derechas. Cuando estudié actuación realizábamos las pruebas en una masía solitaria de Tarragona. Los dueños habían regalado el edificio al Ayuntamiento porque tenían dos hijos asesinados en la guerra. «Uno lo mataron los nacionales porque éramos de izquierdas, el otro lo mataron los republicanos porque teníamos dinero» dijeron.
Al general Franco le vi en persona en dos ocasiones. Una en un desfile en Barcelona, años más tarde en Tarragona. En aquella época todo el mundo lo adulaba aunque en la actualidad lo nieguen con total falta de escrúpulos. Franco pasó nene Rolls Royce por la calle Apodaca, esquina Plaza de los Carros. Lo tuve a un metro de distancia. Me miró y me saludó afectuosamente.
Mucho se podría hablar de esa contienda, de aquellos años de falsedad y mentira. Pero no es mi labor hablar de esos temas, no me corresponde. La Historia de España se conoce muy mal en nuestro país, todo son mitificaciones y medias verdades. El cine siempre ha dado una versión parcial del tema. Durante la dictadura los malos eran los republicanos, en la democracia al revés. Películas horribles y mortecinas. Me deprimen cuando las veo, me da rabia tanta mentira y tanta parcialidad. Ningún bando en la Guerra Civil tenía razón, fue genocidio gratuito. Una vergüenza para nuestra memoria.

A la película de Amenábar que nos ocupa hay que agradecerle que no caiga en vulgares maniqueísmos. La guerra civil ha producido muchas malas producciones, tendenciosas en uno u otro sentido. Durante el franquismo los «malos» eran los «rojos» y durante la democracia éstos se convirtieron en víctimas, nunca en héroes, y los nacionales en villanos fascistas un tanto locos.
Mientras dure la guerra muestra un ambiente más distendido. La acción transcurre en Salamanca, donde triunfa el golpe de estado, sin mencionar los anteriores perpetrados en la República como la Revolución de Asturias en 1934 Los combates se saldaron con 1.061 civiles, 100 guardias civiles, 51 guardias de asalto, 16 carabineros, 19 miembros de otras fuerzas de seguridad y 98 militares muertos. O el golpe de estado de Lluis Companys, mitificado presidente de la Generalitat de Cataluña.
El ambiente era muy tenso en aquel tiempo, hay mucho que contar. Por eso la gran película sobre la guerra civil aún no se ha rodado. Amenábar centra la acción en el enfrentamiento de Miguel de Unamuno contra Millán-Astray en la Paraninfo de Salamanca. «Venceréis, pero no convenceréis» es una frase que pasó a la posterioridad.
La mujer de Franco, doña Carmen Polo sale bien parada. Fue un personaje algo oscuro en su tiempo a la que se ha tratado de mujer frívola y caprichosa. Desde el advenimiento de la democracia se ha echado mucha basura sobre esta señora a la que culpan de todos los males.
Millán-Astray era un militar socarrón, tuerto y manco de frases rimbombantes y definitivas. Eduard Fernández borda el personaje a la perfección. Su duelo interpretativo con Karra Elejalde es antológico. Ambos actores son lo mejor de la película, asistidos por Santi Prego como el general Franco.
Se menciona al general José Sanjurjo, un militar olvidado que encabezó el golpe de estado y falleció de accidente cuando iba a tomar el mando de la rebelión. Un personaje que se merecería una película porque ha desaparecido de nuestra memoria.
Carmen Polo en una secuencia dice «nosotros lo que queremos es llevar una vida tranquila«, un anhelo compartido por la mayoría de los españoles que han padecido un siglo XX convulso y nocivo.
Mientras dure la guerra es una buena película. Para ser genial es necesario un guión más riguroso y exhaustivo sobre esa contienda que ha arruinado nuestras vidas. Incluso acabada en 1936 la hemos padecido en el recuerdo de nuestros mayores. Yo creo que nadie la ganó. Todos perdimos en ella. Tanto las derechas como las izquierdas. Todos perdidos familiares y amigos en la misma. Fue toda una tragedia que pudo haberse evitado pero eso no es tema para mi modesto blog.

Alejandro Almenábar y Karra Elejalde

Miguel de Unamuno

Francisco Franco y Lluis Companys

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.