Miguel y William (2007)

DOS GENIOS Y UNA DAMA

MIGUEL Y WILLIAM. España, 2007. Dirección. Inés Paris. Reparto: Elena Anaya (Leonor), Juan Luis Galiardo (Miguel de Cervantes), Will Kemp (William Shakespeare), Josep Maria Pou, Geraldine Chaplin (Haya), Malena Alterio (Magdalena), Miriam Giovanelli (Consuelo), José Luis Torrijo. Guion:Inés París. Historia: Tirso Calero, Miguel Ángel Gómez. Música: Stephen Warbeck. Fotografía: Néstor Calvo. Duración: 101 minutos. Zebra Producciones. Romance. Drama. Comedia | Drama romántico. Drama de época. Siglo XVI

Elena Anaya (Palencia, 17 de julio de 1975) es una actriz española internacional que hemos disfrutado en Van Helsing y Wonder Woman en papele de villanas malvadas, Se trata de una actriz muy versatil de amplio registro y, al mismo tiempo, una mujer encantadora.

En esta alegre cinta, todo un divertimento dirigido por Inés París, es una amiga del gran escritor inglés William Shakespeare. La relación funciona pero debe casarse con un noble español, un duque cuya corte parece haber salido de El baile de lo vampiros de Román Polanski. No Drácula como dice la directora que es un vampiro seductor, sino una siniestra familia casposa y malévola.
En este castillo se encuentra con Miguel de Cervantes Saavedra (excelente Juan Luis Galiardo), un escritor en horas bajas. Leonor se convertira en su musa y en la del inglés Shakespeare andando por tierras castellanas.

Esta astuta comedia juega a los equívocos. Las películas españolas tienen una virtud, su proximidad. Se parecen sobremanera a la realidad que vivimos. La bella joven que es obligada a ser novicia, una vida que no desea. Un mal típico en nuestro país.
Los escritores están desencantados de la escritura, se sienten incomprendidos y poco valorados. Viven en una sociedad que pretende manipular sus textos. Males que padecemos los escritores de este país, hartos  de tanta injerencia de gente paleta  que no entiende nada de nada.
La bella Leonor es la luz que ilumina sus caminos, Elena Anaya es una de mis musas preferidas. Una sonrisa repleta de entusiasmo y felicidad.
La comedia es ágil, tiene ritmo, engancha. Siempre he defendido al cine español de antes y ahora que no es tan malo como dicen. Siempre ha habido buenos cineastas y grandes actores, aunque traguen mucha quina injusta. Miguel y William es una buena película que merece mayor reconocimiento.
José María Pou, Juan Luis Galiardo, Gerardine Chaplin están soberbios. Malena Alterio parece la bruja mala de Blancanieves, borda su papel así como el resto del reparto.

Esta entrada fue publicada en Cine, Cine español, Libros. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.