Nazarin (1959)

LA RAZÓN DE LA FE

NAZARIN. Título original: Nazarín. Año: 1959. País: México. Dirección: Luis Buñuel. Reparto: Francisco Rabal (Padre Nazario), Marga López (Beatriz), Rita Macedo (Andara), Ignacio López Tarso (El sacrílego), Ofelia Guilmáin (Chanfa), Luis Aceves Castañeda (El parricida), Noé Murayama (El pinto), Rosenda Monteros (La prieta), Jesús Fernández (Ujo el enano), Ada Carrasco (Josefa), Antonio Bravo (Don Pablo, architecto), Aurora Molina (La Camella), David Reynoso (Juan). Guion: Luis Buñuel, Julio Alejandro. Novela: Benito Pérez Galdós. Música: Rodolfo Halffter. Fotografía: Gabriel Figueroa (B&W).Duración: 92 minutos. Producciones Barbachano.

Luis Buñuel Portolés (Calanda, Teruel, España; 22 de febrero de 1900-Ciudad de México, 29 de julio de 1983) fue y es uno de los mejores directores de cine nacidos en España aunque huyendo de la guerra civil y el franquismo acabó refugiándose en México, adoptando dicha nacionalidad.
Mucho se ha hablado y se ha escrito sobre Buñuel. El tiempo le ha convertido en un genio nacional. En alguien incuestionable que está por encima del bien y del mal. Un referente cinematográfico español aunque desarrolló casi toda su carrera en el extranjero.
Su cine refleja una época, su ideología de marxista alto burgués todavía sobrevive en la actualidad pero desprovista de su misticismo. Ya no impresiona al público actual aunque el cine de Buñuel siempre estuvo reñido con la taquilla pero conserva su virulencia, su ironía y su ácido sarcasmo.

Nazarín trata de las andanzas de un quijote eclesiástico. Un sacerdote español en un México mugriento ignorante y supersticioso. No es de extrañar su escaso éxito comercial, la imagen que da de esa sociedad es terrible. Atrasada, sucia caciquil.
El padre Nazario pretende ser justo pero todo lo complica. Finalmente, en una rueda de presos, el Sacrílego (Ignacio López Tarso, actor habitual de María Félix), deja clara la situación  «Usted es el bien, yo soy el mal. Pero ninguno de los dos valemos para nada«.
Para Buñuel la religión es un anacronismo. Un elemento de alienación colectiva que promete un Paraíso que nunca veremos como premio por nuestro sufrimiento en la Tierra. El sacerdote de la película va de buena fe, pero la sociedad es ruin y mezquina.
Como el Quijote se estrella contra los molinos de viento inamovibles.

Benito Pérez Galdós, autor de las novelas de Nazarín, Viridiana y Tristana.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.