Peppermint Frappé (1967)

RECUERDOS DE
UN INFELIZ PASADO

PEPPERMINT FRAPPÉ. Título original: Peppermint Frappé. Año: 1967. País: España. Dirección: Carlos Saura. Reparto: Geraldine Chaplin (Elena / Ana / Mujer de Calanda), José Luis López Vázquez (Julián), Alfredo Mayo (Pablo), Emiliano Redondo (Arturo), María José Charfole (Niña), Francisco Venegas (Niño), Pedro Luis Lozano (Niño), Víctor Manuel Moreno (Niño), Ana María Custodio (La madre de Pablo), Fernando Sánchez Polack (Paciente). Guion: Carlos Saura, Rafael Azcona, Angelino Fons. Argumento: Carlos Saura. Música: Luis de Pablo. Fotografía: Luís Cuadrado. Productora: Elías Querejeta. Duración: 92 minutos.
1968: Festival de Berlín: Oso de Plata – Mejor director.

Hay mucho que hablar de Peppermint Frappé (1967), una película que está muy ligada a mi adolescencia y que me trae muchos recuerdos de mi lejano pasado. Algunos muy felices, otros muy tristes.
Este filme de Carlos Saura fue seleccionado para concursar en el Festival de Cannes de 1968, coincidiendo con la revuelta de Mayo 68. Al iniciarse la proyección un grupo de manifestantes, entre los que se incluían François Truffaut y Jean-Luc Godard bajaron el telón y suspendieron la proyección. Saura retiró la película del Festival que se suspendió en aquel momento.

Charlie Chaplin, padre de la actriz Geraldine Chaplin, no estaba satisfecho con la carrera cinematográfica de su hija hasta que vio una copia de Peppermint Frappé. Entonces cambió de opinión y consideró a Geraldine una actriz competente.

José Luis López Vázquez en aquella época era un cómico muy famoso que gustaba al público y que la crítica detestaba. Mucha gente fue ver esta película creyendo que se trataba de una comedia cómica y se quedó decepcionado al verle en un papel serio. Peppermint Frappé fue su reciclaje como actor y reinicio de una carrera repleta de gloria.

Esta película es un cálido homenaje a Luis Buñuel, director insignia del cine español, como lo demuestra la aparición de los tambores de Calanda en donde nació el genial cineasta.
El argumento gira alrededor de una obsesión.Un médico descubre que su mejor amigo se ha casado con una bella rubia que recuerda una mujer que participó en una tamborrada tenla mencionada población aragonesa. En su consulta trabaja una enfermera de provincias, morena, muy parecida también a la chica del tambor.
La producción es muy sencilla pero está muy cuidada gracias a la labor de Luis Cuadrado. Se trata de una película de atmósfera, de ambiente decadente.Ese balneario abandonado y ruinoso usen decorado muy adecuado.
Los actores están soberbios, el ex galán Alfredo Mayo y José Luis López Vázquez están soberbios. También Geraldine Chaplin aunque la prefiero de enfermera, un personaje mucho más complejo y atractivo al que se le ha dado muy poca importancia.
Peppermint Frappé es una película que nos devuelve los esfuerzos de unos heroicos cineastas para superar al encorsetado franquismo. Muestra del llamado Nuevo Cine Español. En aquella época hubo una eclosión de cine joven como el Free Cinema británico, la Nouvelle Vague francesa, el Cinema Nuovo brasileño. Fue una eclosión, un Big Band cinéfilo que nos dio grandes obras y grandes autores. Nunca se ha repetido un fenómeno semejante en la Historia del Cine porque el espíritu de rebeldía que lo sustentó está ausente de nuestro presente.

 

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.