Río Escondido (1948)

LA ABNEGADA MAESTRA

RÍO ESCONDIDO. Título original: Río Escondido. Año: 1948. País: México. Dirección: Emilio Fernández. Reparto: María Félix (Rosaura Salazar), Carlos López Moctezuma (Don Regino Sandoval, cacique), Fernando Fernández (Felipe Navarro – pasante de medicina), Domingo Soler (Señor cura), Agustín Isunza (Brígido), Manuel Dondé (El Rengo, esbirro de Regino), Eduardo Arozamena (Don Marcelino), Arturo Soto Rangel (Maestro Monroy), Columba Domínguez (Merceditas), Juan García «El peralvillo» (Esbirro de Regino), Roberto Cañedo (Ayudante de la presidencia), Beatriz Germán Fuentes (niña Raquel), Jaime Jiménez Pons (niño Goyito), Carlos Múzquiz (Leonardo), Guillermo Cramer (Esbirro de Regino), Sergio Arroyo, Lupe del Castillo (Pueblerina anciana), Manuel Bernal (Narrador). Guion: Mauricio Magdaleno. Historia: Emilio Fernández. Música: Francisco Domínguez. Fotografía: Gabriel Figueroa, Luis Osorno Barona (B&W). Duración: 110 minutos. Producciones Raúl de Anda.

María de los Ángeles Félix Güereña (Álamos, Sonora, 8 de abril de 1914-Ciudad de México, 8 de abril de 2002), más conocida como María Félix, fue una de las más brillantes actrices internacionales. En su época tenía fama de ser mujer dura, de pequeño recuerdo que me la describían como una mujer malvada, habladurías de peluquería, que se había casado con el adorado Jorge Negrete (Guanajuato, 30 de noviembre de 1911-Los Ángeles, California, 5 de diciembre de 1953) y famosa por su colaboración con Emilio Fernández (Mineral del Hondo, Coahuila, 26 de marzo de 1904-Ciudad de México, 6 de agosto de 1986).
Este director dirigió las mejores películas de María Félix, actriz de voz bronca, aunque considerada una de las mujeres más bellas de las pantallas mundiales. Más apta para papeles de villana rompió con su encastillamiento en Río Escondido,  en donde por fin mostró su lado más tierno y humano.

La acción transcurre em un pequeño pueblecito, Río Escondido (Viesca, Coahuila de Zaragoza) en México. El presidente de la República llama a un grupo de maestros y maestras para iniciar una cruzada contra el analfabetismo en toda la nación y la maestra Rosaura Salazar (María Félix) le corresponde el pueblecito antes mencionado.
Al frente del mismo, se encuentra un cacique déspota, un tirano, personaje muy habitual en el México de la época así como en España y otros países. El cacique no quiere que los niños vayan a la escuela y la cerró porque sí. La maestra debe e enfrentarse a tan mezquino dictador.
Esta situación se ha vivido en otras películas como El padrecito de Cantinflas. Pancho Villa confiaba mucho en los maestros considerando su labor prioritaria. En Enamorada del mismo Fernández se ensalza a un modesto maestro que vive en situación precaria por ejercer su labor. La Revolución confió mucho en los ilustres docentes a los que consideraban héroes.
Río escondido es muy bella película. La maestra contrasta con las que tuve de niño, siempre malhumoradas y de muy mal talante. La realización es muy brillante, con grandes composiciones plásticas.
María Félix y Fernando Fernández (primo del director, cantante moda en aquella época) están geniales. Emilio Fernández no escamotea nada al mostrarnos la miseria de una población marginada. Sus habitantes indígenas que viven en una pobreza extrema frente a un tiránico tirano que los oprime.
Es una película que merece verse y recuperarse. De las mejores de la Edad Gloriosa del cine mexicano.

Esta entrada ha sido publicada en Cine y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.