Serie sobre un puente en Netflix

TRES SERIES DE CALIDAD

El puente (en danés, Broen; en sueco, Bron) es una serie de televisión policiaca escandinava, dirigida por Henrik Georgsson, creada y escrita por Hans Rosenfeldt, producida por Nimbus Film y coproducida por Sveriges Television, Danmarks Radio, ZDF, NRK, Lumiere Group. La serie narra la investigación policial que sigue a la aparición de una persona asesinada en el Puente de Øresund que une Suecia y Dinamarca. Sus protagonistas son Sofia Helin como Saga Norén, detective en Malmö (Suecia) y Kim Bodnia como Martin Rohde, detective en Copenhagen (Dinamarca).
El enorme éxito de este thriller provocó que en Estados Unidos se rodara The Bridge (2013) protagonizada por el actor mexicano Demián Bichir como Marco Ruiz  y la actriz alemana Diane Kruger como la inspectora Sonya Cross, la serie se estrenó en FX el 10 de julio de 2013. La historia de The Bridge comienza cuando lo que aparenta ser el cadáver de una mujer es encontrado en el Puente de las Américas, un puente ubicado en uno de los cruces de la Frontera entre Estados Unidos y México, sobre el Río Bravo (también llamado Río Grande), y que comunica la ciudad estadounidense de El Paso (en Texas) y la ciudad mexicana de Ciudad Juárez (en Chihuahua).
The Tunnel es un drama británico-francés que se estrenó el 16 de octubre de 2013 a través de la cadena Sky Atlantic en el Reino Unido y en noviembre del 2013 por Canal+ en Francia. La serie sigue al detective británico Karl Roebuck (Stephen Dillane) y a la detective francesa Elise Wasserman (Clémence Poésy) que comienzan a trabajar juntos después de que se descubre la parte superior del cuerpo de Marie Villeneuve una política francesa y la parte baja de Gemma Kirwan una prostituta británica que estaba desaparecida desde hace varios meses en un canal que se encuentra en un punto medio entre Francia y el Reino Unido. Es decir en el famoso Eurotúnel que atraviesa el Canal de la Mancha.
La serie original danesa es evidentemente la más exitosa ya que ha estrenado su tercera temporada y presumiblemente siga en antena más tiempo. Las versiones descritas en otros idiomas sólo han conocido dos temporadas a pesar de que sus escenarios son muy atractivos.
Son raras las series y películas escandinavas que llegan a nuestras pantallas. Claro está que el sueco Ingmar Bergman y el danés Carl Theodor Dreyer son una excepción. Otra excepción es Pippi Långstrump (Pippi Calzaslargas1​ en España) un personaje literario creado por la escritora sueca Astrid Lindgren conocida por la serie de televisión rodada en 1969, con guiones de la propia autora, interpretada por Inger Nilsson en el papel de Pippi y dirigida por Olle Hellbom. Su éxito entre el público infantil fue abrumador.
Afortunadamente las cosas están cambiando y podemos disfrutar con series de estas entrañables nacionalidades norteñas. Sofia Helin era ya conocida por los largometrajes Arn: El caballero templario (2007), Arn: Riket vid vägens slut (2008) y la serie Arn (2010), así como La leyenda de Ragnarok (2013). La serie El puente ha obtenido un gran éxito allí donde se ha programado, muy superior a sus dignos remakes.
Una trama muy bien urdido que gira alrededor de un asesino pretendidamente justiciero, quijotesco, un extraño cadáver de una política troceado en dos mitades (la inferior pertenece a otra persona) y una detective muy especial con el Síndrome de Asperger.
La serie americana es mucho más estándar. En Hollywood cada vez que un filme o serie extranjera triunfa tratan de apoderarse de él y lo reconvierten a su cultura. Sin embargo muy rara vez superan o igualan el original por sus limitaciones mercantiles.
Su obsesión por el mercado provoca que todo se desarrolle por caminos trillados y tenga esa sensación de ya visto. Aquí apostamos siempre por productos originales y creativos como ese El puente danés aunque valoremos la profesionalidad de actrices como Diane Kruger cuya elegancia y sofisticación añaden interés a las películas y series en las que ha intervenido.
El audiovisual europeo sabe trabajar mejor las atmósferas y crear personajes mucho más atractivos y creíbles.
Respecto a la serie británica no puedo hablar de ella por no haberla visto. Está claro que al otro lado del Atlántico los gustos son distintos aunque muchas veces ofrecen productos importantes.

Esta entrada fue publicada en Cine, Series, Televisión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *