Cine e Historia 15: Troya: la caída de una ciudad

POLÍTICAMENTE CORRECTO
HISTÓRICAMENTE FALSO

TROYA: LA CAÍDA DE UNA CIUDAD. T. O.: Troy: Fall of a City. Reino Unido, 2018. Directores: Owen Harris y Mark Brozel. Reparto: Louis Hunter, Bella Dayne, David Threlfall, Frances O’Connor, Tom Weston-Jones, Joseph Mawle, Chloe Pirrie, Johnny Harris, David Gyasi, Jonas Armstrong, Alfred Enoch, Aimee-Ffion Edwards, Hakeem Kae-Kazim, Chris Fisher, Christiaan Schoombie, Alex Lanipekun, Jonathan Pienaar, David Avery, Lex King, Amy Louise Wilson, Inge Beckmann, Shamilla Miller, Diarmaid Murtagh, Thando Bulane-Hopa, Nina Milner, Grace Hogg-Robinson, Carl Beukes, Garth Breytenbach, Woody Norman, Waldemar Schultz, Lemogang Tsipa, Peter Butler, Lise Slabber, Guy de Lancey, Sharleen Dziire, Danny Keough, Deon Williams, Michael MacKenzie. Guion: Joe Barton, David Farr, Nancy Harris, Mika Watkins. Música: Robin Coudert. Fotografía: Gustav Danielsson, Andrew McDonnell, Ruairi O’Brien. Coproducción Reino Unido-Estados Unidos-Sudáfrica-Australia; British Broadcasting Corporation (BBC). Distribuida por Netflix. Miniserie de 8 episodios de 50 minutos cada uno.

Esta no es la primera ni la última versión sobre la famosa guerra de Troya. Una guerra que inspiró tres grandes novelas. Dos de Homero (La Iliada y La Odisea) y una muy posterior de Virgilio titulada La Enedia. En ellas se habla de un extraño conflicto bélico con intervenciones divinas entre los troyanos y los griegos por culpa de que Helena (esposa del rey Menelao) se enamorara del príncipe troyano Paris y huyera con él a Troya. Menelao, burlado, junto con su hermano Agamenón, Ulises y Aquiles asediaron Troya y finalmente gracias a un ardid masacraron a sus habitantes.
Los supervivientes huyeron a la República Itálica donde fundaron Roma que varios siglos después conquistó Grecia.

La guerra de Troya ha sido llevada al cine en varias ocasiones: El sitio de Troya (1924) de Manfred Noa, Helena de Troya (1956) de Robert Wise, La guerra de Troya (1961) con Steve Reeves como Eneas (protagonista de la secuela La leyenda de Eneas, 1962), L’ira di Achille (1962),  Troya (2004) de Wolfgang Petersen, Helena de Troya (2003, para televisión) y apariciones en Ulises (1954) con Kirk Douglas. Nos remitimos al escrito de Narcís Ribot en este Diario de Cine  sobre la Grecia clásica  para profundizar en esta temática.

 La miniserie que nos ocupa ha  sido objeto de ardua polémica porque varios actores son de raza negra interpretando papeles de blancos. Tanto el héroe Aquiles (David Gyas), como su fiel Patroclo (Lemogang Tsip) y su adversario Eneas (Alfred Enoch) son de piel oscura. Algo insólito dentro del género. No se trata de ser racista sino riguroso en nuestra historia y nuestras leyendas.
Los actores citados me parecen excelentes pero la historia es la historia y no es lógico falsearla. De todas formas reconozco que han realizado  un excelente trabajo.
Nina Milner es blanca e interpreta a Pentesilea, la jefa amazona que acudió a Troya para atacar a los mirlidones de Aquiles. Troya está situado en las costas de la Turquía asiática, cerca de la Capadocia donde según la leyenda residían estas mujeres guerreras que en la serie son cuatro gatas y debiluchas porque Aqules las extermina sin ningún problema.

La miniserie no entusiasma pero tampoco molesta. Es entretenida y no aburre. Le  falta épica, espectacularidad e imaginación pero está grabada con dignidad y respeto a la novela de Homero. La polémica es superflua y el caballo de Troya algo irrisorio, pero los actores cumplen con su papel.
La ambientación es muy correcta. Nada chirría, nada molesta, pero se ve con tranquilidad y sin entusiasmo. Esas ganas de provocar polémica han pasado factura al producto que le falta fuerza. Los actores cumplen pero nunca entusiasman y la miniserie ha pasado con indiferencia por su calidad.
Podría haber sido mucho mejor, en fin…

Esta entrada fue publicada en Series, Televisión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *