West Side Story (1961)

UN MUSICAL HISTÓRICO

WEST SIDE STORY. Título original: West Side Story. Año: 1961. País: Estados Unidos. Dirección: Robert Wise, Jerome Robbins. Reparto: Natalie Wood (Maria), Richard Beymer (Tony), Russ Tamblyn (Riff), Rita Moreno (Anita), George Chakiris (Bernardo), Simon Oakland (Schrank), Ned Glass (Doc), William Bramley (Krupke), Tucker Smith (Ice), Tony Mordente (Action), David Winters (A-rab), Eliot Feld (Baby John), Bert Michaels (Snowboy), David Bean (Tiger), Robert Banas (Joyboy), Anthony ‘Scooter’ Teague (Big Deal), Harvey Evans (Mouthpiece), Tommy Abbott (Gee-Tar), Susan Oakes (Anybodys). Guion: Ernest Lehman. Libro: Arthur Laurents. Musical: Jerome Robbins.Música: Leonard Bernstein. Letra: Stephen Sondheim. Fotografía: Daniel L. Fapp. Duración: 151 minutos. Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)

El estreno de la nueva versión de Steven Spielberg ha provocado el renacimiento de este monumento al cine musical que es West Side Story (1961) de Robert Wise y Jerome Robbins. Un título que en su día machacó la taquilla en todo el mundo tras su triunfo en Broadway. El estreno oficial neoyorquino tuvo lugar el 26 de septiembre de 1957 en el Winter Garden Theatre, con Larry Kert como Tony, Carol Lawrence como María, Chita Rivera como Anita, Ken Le Roy como Bernardo y Michael Callan como Riff. Producido por Robert E. Griffith y Harold Prince en asociación con Roger L. Stevens, el montaje reunió a un equipo creativo formado por Jerome Robbins en la dirección y coreografía, Oliver Smith en el diseño de escenografía, Irene Sharaff en el diseño de vestuario, Jean Rosenthal en el diseño de iluminación y Max Goberman en la dirección musical. Para el compositor Stephen Sondheim, autor de las letras de las canciones, West Side Story supuso su debut en los escenarios de Broadway.

West Side Story (1961)  es un clásico de sesenta años que a pesar del paso del tiempo conserva intacta toda su magia, ausente en la versión de 2021,  realizada con amor pero escasa fantasía. La versión original es en cambio una explosión de luz y de color. Natalie Wood llenaba la pantalla. No la dejaron cantar pero hablaba buen español en sus escasas oportunidades.
Algunos han criticado la película por su machismo pero si los Jets y los Sharks fueran feministas no habría película. Las bandas callejeras nunca se han distinguido por su lucidez. Son elementos negativos, lumpen marginados del sistema que desprecian.
La película reúne algunos nombres míticos del musical,  Rita Moreno y Russ Tamblyn. así como George Chakiris. Todos ellos brillantes en sus respectivos papeles.
Los bailes de Jerome Robbins influenciaron los espectáculos de danza en todo el mundo. Al igual que las canciones triunfaron y se convirtieron en populares, en su día sonaban por doquier. Lo que mas chocó de este film fueron sus pinceladas trágicas impropias de un género siempre optimista, alegre y dicharachero.
El personaje central, María (Natalie Wood), sufre una profunda transformación. De ser una ingenua muchacha se convierte en una mujer fuerte, con carácter, arrastrada por el odio y la intolerancia del entorno.
Muy bella película irrepetible y madura. Un musical único, uno de los mejores jamás filmados.

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.